LOS DETALLES ENAMORAN

Imagen

¿Cómo se demuestra el interés en alguien? Tanto en lo empresarial como en la vida diaria, los detalles reflejan la importancia que representan las persona para nosotros.

Los detalles en la vida diaria, por ejemplo; una llamada, un mensaje, un tuit o inbox a esas personas importantes, muchas veces pueden marcar la diferencia. En estos tiempos, en donde todos nos encontramos con múltiples actividades por atender, un simple detalle que diga “Aún te tengo presente y quiero saber de ti” puede resultar muy motivador.

Aplicado en el área empresarial, ¿Quién no ha optado por readquirir un producto o servicio por el trato o atención que recibieron? Les pongo un ejemplo que experimenté: recientemente necesité de un servicio de mudanza, llame a todas las empresas que se anunciaban por internet en mi localidad, había unas muy accesibles y otras no tanto, pero me decidí por el costo más alto por la atención que la agente de ventas me proporcionó al momento de pedir la cotización y demás información, incluso les comenté el por qué de mi decisión y eso les hizo mejorar aún más su actitud, me dieron hasta el último detalle y siempre con un trato muy amable.

Situaciones como éstas se presentan a diario en nuestros lugares de trabajo y en nuestras vidas cotidianas, por ejemplo, demostrar que no sólo nos importa vender, si no atender y resolver la situación del cliente de la mejor manera, es muy importante, ya que como dijera un amigo “Quienes somos prestadores de servicios debemos ser solucionadores de problemas, antes que vendedores”. Es decir, que nuestros prospectos y clientes sepan que no sólo podemos atender su demanda, sino además quitarles una carga de trabajo que les requerirá tiempo y mucha a veces paciencia. La clave del éxito en cualquier servicio es entender en qué dirección se debe ir, y eso siempre se basa en las necesidades reales de los clientes y que muchas veces no corresponde a lo que ellos nos están pidiendo.

Esto aplica a todas las empresas y servicios, en el momento de organizar un plan de marketing, una campaña publicitaria o un evento para el sector del que se trate, es muy importante pensar en su público objetivo, ya que el pensar en cada detalle significará que los clientes o asistentes de verdad importan, de lo contrario los harán perder tiempo, dinero, y por lo tanto convertirse en una mala referencia para la empresa, servicio, producto o evento e incluso generar una reacción en cadena que podría dañar la reputación de la empresa.

Al respecto, también recientemente viví una experiencia en la que no se cumplieron mis expectativas: sucede que asistí a un evento que prospectaban para un determinado público, entre los que yo me encontraba, sin embargo, con excepción de 4 conferencias, durante 2 días de trabajo el resto del evento se dirigió hacia otro nicho de mercado. La mayoría de los asistentes se encontraban en la misma situación que yo, y compartí mi insatisfacción a través de sus redes, y en mi caso hasta borraron el comentario que realicé al tema.

Sobra decir que en este evento en particular faltaron los detalles que hubiesen hecho del servicio prestado, una experiencia satisfactoria para nosotros, sus clientes.

 “El éxito está en los detalles” Steve Jobs

Por cierto, les recomiendo el libro “El camino de Steve Jobs” Liderazgo para las nuevas generaciones,  de Jay Elliot Ex vicepresidente de Apple.

¿ A dónde quieres llegar?

Imagen

¿Eres una de esas personas que ya se plantearon “la” pregunta? No puedo decir más que: ¡felicidades!. Por el simple hecho de que eres una de esas personas creadoras del cambio, no sólo tuyo, también de tu entorno, porque cuando una persona se decide a cambiar, a ir por su sueño, una serie de situaciones nuevas se presentan, éstas hacen que tu familia, tus amigos y tu ambiente de trabajo cambien contigo, algunas personas se resistirán y no podemos culparlas, ya que el evolucionar requiere de sacrificios y nuevos hábitos que no todos están dispuestos a explorar.

Al hacerte esta pregunta, ya sea porque te sientes insatisfecho en tu trabajo, en tu vida personal o simplemente sientes que algo te falta, es normal que te llegues a sentir sin rumbo en un inicio, estoy de acuerdo, ya que me ha pasado, pero no todo está perdido, debemos poner nuestra situación en perspectiva y establecer los pasos a seguir antes de llegar a lo que realmente queremos, nunca es tarde para hacer lo que nos apasiona, sólo existen diferentes caminos para lograrlo.

Necesitamos tener claro que las cosas no llegarán por sí solas, tocando la puerta de tu casa, debemos ir por ellas, buscarlas y aprovechar las oportunidades que se nos presentan, tener la mente abierta puede ser de utilidad, pero ¿Por dónde comenzar? simple, rodéate de personas con grandes aspiraciones como tú, necesitas motivación y no podrás encontrarla en los lugares de siempre, diría el gran Albert Einstein “Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”, y si esas personas son exitosas, mejor. Leer material del tema que te llame la atención también es una buena opción.

Con esto no te estoy invitando a dejar tu trabajo por otro, tal vez lo que necesites es mejorar tu actitud en tu trabajo, con tu familia, con tus amigos etc., puedes hacer el cambio desde tu posición actual, ¿Cómo? Proponiendo una nueva forma de hacer mejor tus labores en la oficina, tanto si eres jefe o no, el hacer las cosas con pasión y disposición, además de que hablan bien de ti, definen tu propio bienestar.

Y no sólo es suficiente con plantearse esa pregunta, necesitamos “hacer lo necesario” para que suceda.

Finalmente en el siguiente link, les comparto un artículo muy interesante al respecto,  de Isra García, consejero, speaker, educador, cuenta con su blog sobre Human Media, Social Media, Marketing, en lo personal me gusta mucho su estilo.

http://isragarcia.es/el-ritmo

Y no lo olivides, puedes compartir tu experiencia, comentarios y sugerencias, serán de gran utilidad para todos.

Valorar nuestra profesión: Nos conviene a todos.

Imagen

Seamos honestos, ¿A cuántos de nosotros nos han pedido en algún momento, bajar el precio de nuestro trabajo? Sin saber lo que esto implica, a pesar de esto,  muchas veces decimos SÍ. Bajar el precio es como si llegáramos a cualquier gasolinería y le dijéramos al despachador que nos venda más barato el litro de gasolina. ¿Cuándo pasa esto? NUNCA.

Vamos directo al grano: la frase “bueno y barato” realmente no existe, o si aún persiste, estarán de acuerdo, nos está haciendo mucho daño a todos quienes nos esmeramos por prestar servicios de calidad, ya que esto implica que además de que hemos invertido en nuestra preparación (y muchos lo seguimos haciendo), contamos con los recursos materiales suficientes para que nuestra ejecución sea profesional.

Esto quiere decir que cuando tienes invertido lo suficiente en tu negocio, vas a cotizar realmente el valor de tu trabajo, de lo contrario, los estarías depreciando y con ello afectando tus ingresos y los del mercado en el que te encuentras.

Vender por vender, COMPETIR POR PRECIO, a la larga te va a traer más conflictos que beneficios, puesto que ello te va a limitar a no realizar nuevas y más grandes inversiones, y con ello a no mejorar la calidad de tu producto y servicio. Lo que a su vez te pondrá en una gran desventaja ante tus viejos y nuevos competidores, quienes seguramente estarán concentrados en la innovación.

Al reflexionar tal situación, vemos dos contextos por el que se continúa presentando esta situación:

1.- Acomodarse al bolsillo del cliente con el propósito de que contrate a toda costa el servicio.

2.- El hecho de que los clientes no están recibiendo la calidad de trabajo que contrataron, y aunque esto es más honesto, si ésta es la razón, será mejor que se dediquen a otra cosa; algo que realmente les apasione.

Cada especialista o empresa decide el valor de su trabajo, en función de los recursos materiales y humanos invertidos, el tiempo, así como del valor del propio conocimiento.  Si bien es cierto que el valor de cada uno de estos recursos puede cambiar dependiendo del profesionista o la empresa, existen COSTOS DE MERCADO generalizados.

 Para tener una idea de lo que se invierte por productos o servicios, en cualquier área,  basta con realizar un estudio de mercado que puede comenzar en Internet; si la información no es pública, solicita cotizaciones, pregunta a colegas, a incluso a tus clientes.

Y como no toda la responsabilidad es del cliente, a continuación enumero algunos puntos a considerar para ofrecer servicios y productos de calidad:

 1.- Autoestima. En primer lugar, comencemos por valorar nuestro trabajo, tanto nosotros necesitamos del cliente, como el cliente necesita de nosotros.

 2.- Ética. Trabaja siempre bajo las normas de ética profesional. Ser honesto, aceptar cuando se presentan errores, cumplir con tus fechas de entrega, ser puntual en reuniones y tratar bien al cliente, es básico en cualquier ramo.

 3.- Servicio. Mientras mejor servicio ofrezcamos menos difícil será conseguir un pago justo y puntual. Además un cliente satisfecho siempre paga mejor, o al menos repite la compra. OJO: Las “divas” pueden ser muy buenas en lo que hacen, pero su futuro en la industria (la que sea) no es prometedor.

4.- El trabajo NO es un favor. Estamos acostumbrados a “sentirnos mal” por cobrar, sin embargo, existen maneras de hacerlo y antes de presionar a un cliente con un pago, necesitamos asegurarnos que el servicio o producto sea del total agrado, pero sobre todo que se cumplan las expectativas del cliente.

A continuación les comparto el siguiente link, en el que un experto en modelos de negocio habla de la importancia de identificar oportunidades que otros han pasado por alto, en relación a comprender lo que el cliente realmente necesita:

 http://javiermegias.com/blog/2010/11/entiendes-el-trabajo-que-necesita-tu-cliente/

El valor de un Community Manager

En el pasado artículo de este blog, que llevó por título “¿Quién es el Community Manager?“, mencioné algunas características que debe tener la persona a desempeñar este oficio. En esta ocasión me gustaría ir más allá; hablar del valor que tiene el trabajo de un CM.

Un Community Manager, se podría decir que es el principal eslabón de la estrategia para el Social Media, ya que es quien recibe la información de los diferentes emisores que intervienen en los procesos de comunicación de una empresa, la interpreta y la gestiona con las áreas correspondientes.

Un CM es más que un administrador de redes sociales, es quien decodifica el concepto que se desea comunicar y posteriormente lo encodifica hacia una comunidad virtual. Quien tenga la capacidad de poner en código desde la comunicación más simple hasta la más compleja, no sólo necesita de creatividad y de capacidad de síntesis, sino incluso, de un vasto conocimiento de la cultura general y la digital.

En el caso de una empresa que no cuenta con un equipo y el soporte tecnológico necesario para destinar personal exclusivamente para el Social Media, el rol de un CM, incluso se extiende a las actividades de un Social Media Strategist y un Social Media Manager.

Al respecto, la siguiente cita describe brevemente el contexto actual de un Community Manager. (Fragmento tomado del artículo “Aumenta el valor del Community Manager” de Mary Rogers, publicado en Merca 2.0)

Es un hecho que la creciente profesión de Community Manager está aumentando su valor, en un tiempo en que el marketing digital no está ausente de ninguna estrategia, pero también es cierto que aún persisten dudas en algunos empresarios sobre la eficacia del rol, probablemente por la poca comprensión del mismo. Sin embargo, cuando los resultados son tangibles- en términos de ventas, por ejemplo- la visión de la empresa cambia.”

La importancia de un CM radica en que es este quien pone sobre la mesa el plan digital y lo ejecuta. Con la información y el consentimiento del cliente, gestiona los contenidos y emplea las herramientas tecnológicas adecuadas para llegar a los objetivos deseados.

A continuación les comparto una lista de características que le dan valor al Community Manager. (texto extraído del blog de Dolores Vela, Social Media Strategist)

· Lo primero que hace a un buen CM un gran profesional, es el equipo (si existe): contar con un equipo que apoye y colabore, cada uno en su área de experto, es clave para dejar al CM trabajar con total focalización en su puesto, porque ya lo decía Levy (siempre os lo cito) “Nadie lo sabe todo, pero todos saben algo“.

· En segundo lugar, la estrategia: quienes piensen que pueden prescindir de ella o que sólo han de ser unos breves apuntes a modo de briefing o guidelines se equivoca, los objetivos de empresa, de marca, de ventas, de negocio, de marketing, etc., deben ser perfectamente estructurados, delimitados y organizados para poder alinearlos con coherencia con una estrategia que facilite y favorezca el trabajo y el éxito.

· Lo tercero: los conocimientos, obviamente. Cuanto más sepas de marketing, de SEO, de Social Media, cuanto mayor sea la amplitud de tus conocimientos, cuanto más amplio tu abanico de posibilidades, cuanto mayor sea la perspectiva, más facilidad tendrás para moverte en el análisis de los datos, y recordamos, como siempre, que si no hay datos, no se puede modificar lo que se hace mal, porque no podemos ni cuantificarlo, ni medirlo, ni por lo tanto, valorarlo y corregirlo.

· Y lo cuarto, esencial: la capacidad comunicativa. Un CM sin un Blog, para mí, es una de dos cosas: un CM sin nada de tiempo (que los hay y muchos…), o un CM que no merece la pena ni entrevistar (espero que nadie se ofenda), por un simple motivo: valoro la experiencia, valoro la formación, valoro los conocimientos, el dinamismo, la pasión… Pero sobre todas las cosas, valoro la capacidad de comunicar, de conversar, de gestionar y crear una comunidad. Y ojo, no todo en cuanto a capacidad comunicativa, se “mide” por así decirlo, en un Blog.

Está claro que la capacitación constante para realizar un buen papel en esta nueva disciplina de la comunicación, además del impacto demostrado en resultados, es lo que hablará bien de nuestro desempeño.

En nuestras manos se encuentra la oportunidad de demostrar que nuestro trabajo no es una pérdida de tiempo y de dinero, por el contrario, los comunicólogos, mercadólogos, agentes de publicidad, todos, nos estamos adaptando a la era digital, un mercado global, que además sabemos no es temporal, sino evolutivo.

Imagen

¡Atención dueños de negocio! sólo hay una razón para no estar en las redes sociales: no querer ser conocidos por sus futuros clientes.

ImagenToda persona con una computadora e incluso con un nivel básico en su uso, puede tener acceso a más de una red social existente en el mundo digital y opinar acerca de cualquier tema, en el mejor de los casos, tus clientes potenciales ya están allí y, además, hablan de tu empresa o marca, tengas o no tengas cuentas oficiales y con ello la posibilidad de ofrecerles tus productos y servicios. Pregúntate cuántos prospectos que no estás atendiendo terminan con la competencia.

El participar en la conversación que se crea entorno a tu marca o empresa, puede aportar una visión propia a tus fans y posibles clientes, añadiéndole valor a tu marca, a través de contenidos interesantes. Además existe la posibilidad de obtener feedback de manera práctica e inmediata.

En este contexto, PuroMarketing  señala que “Estar al margen de lo que acontece en las redes sociales y del flujo de información que se genera de forma constante puede hacernos ajenos de aquello que pueda decirse de nuestro negocio o de las conversaciones donde nuestra marca esté implicada. Nuestra ausencia limita por completo nuestra capacidad para escuchar y reaccionar, lo que también significa que estamos perdiendo el control para gestionar la reputación de nuestro propio negocio.

En pocas palabras, las redes sociales deben ser una herramienta para que tu empresa conecte con un mercado y posteriormente genere nuevas oportunidades de negocio, de posicionamiento, de abrirse a nuevas plazas, de llegar a lugares o segmentos que de otra forma serían difíciles de entrar.

La dudas más frecuentes que se presentan en el momento de pensar en tener presencia en redes sociales son:  ¿Y si recibimos más quejas  que buenos comentarios?, ¿Qué pasa si la gente dice cosas malas y/o cosas desagradables de nuestra marca?.  Siempre habrá críticas, el verdadero peligro está en simular que no existen y aunque parezca increíble, escuchar y responder puede darte mejores resultados, ya que estas acciones te permitirán convertir a los detractores en nuevos aliados, pero más allá de ello, si crees en tu producto y/o servicio, y este realmente aporta valor a tus clientes ¿No crees que las redes sociales te traerán más prospectos que detractores? Recuerda, si no estás ahí para ellos, tu competencia sí lo estará.

Finalmente me gustaría mencionar algunos beneficios de tener presencia en redes sociales de la página “dosensocial”.

 ¿Qué debe saber un directivo sobre las redes sociales para tomar decisiones sobre entrar o no a entrar?

  • ·Las redes sociales son un proceso de negocio. No es una actividad aislada, es parte integral de la estrategia y la organización.
  • ·Las redes sociales no se tratan de tecnología, se tratan de personas. Las plataformas tecnológicas no deben ser la preocupación, la empresa se debe ocupar en cómo conectar con el mercado, con la gente.
  • ·El lenguaje es casual. Es ni más ni menos que personas conversando de una forma relajada.
  • ·No se trata de solo hablar de la compañía. Si solo quieres anunciar a tu compañía, es mejor que no entres.
  • ·En las redes sociales no ganas dinero, ganas valor. Las redes sociales no son un modelo “transaccional”, más bien son un modelo “relacional”. Con las redes enamoras a tu mercado, tú harás tu estrategias para que una vez que conectes te puedan comprar.
  • ·Deben existir políticas corporativas sobre redes sociales. Al no ser las redes sociales una isla dentro de la organización, éstas deben estar reguladas por ciertas normas que regirán la forma en que se llevarán las redes tanto internamente como externamente.
  • ·Necesitan saber a dónde van. Cuáles serán los objetivos de negocios y en base a ellos hacer los planes de redes sociales.
  • ·Cuáles son los beneficios y riesgos. Importante saber hasta dónde te pueden llevar las redes sociales, lo que puedes obtener y también saber a qué te puedes y te vas a enfrentar.

 Entonces, ¿Quién no quiere ser conocido por sus futuros clientes?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Estar o no estar? esa NO es la cuestión…

¡Típico! te encuentras en una reunión social, ya sea de amigos, familiares, colegas, ex compañeros de escuela,  los cuales por cierto, son los más interesados en lo que haces y cómo lo haces, en fin, llega el momento de la plática en donde hacen la obligada pregunta: ¿en qué trabajas ahora? Mientras piensas en cómo decirles de una manera muy “picuda” a lo que te dedicas, ya que no todos están familiarizados con el lenguaje del Social Media, les dices: ¡soy Community Manager! y aquí vienen, las opiniones (prejuicios) que todos se imaginan:

¡Te la pasas en Facebook todo el día! ¡ Yo quiero un trabajo como ese, te pagan por enterarte de los chismes! ¿Para eso estudiaste Ciencias de la Comunicación? (o la profesión afín que hayan estudiado) y comienzas a explicarles, que la gestión profesional de las redes sociales es más que publicar un ¡Buenos días! y un ¡Buenas noches!, y que es por eso que no se debe tomar a la ligera, ya que debemos considerar que forman parte de la estrategia de marketing y publicidad de una empresa, que además son herramientas que al aprovecharlas al máximo lograrán reducir costos destinados para la promoción de la empresa de manera considerable, y que también construirán o reafirmarán, dependiendo del caso, una reputación con mayor credibilidad, al ofrecer el servicio al cliente de manera más cercana e incluso inmediata.

¿Aún hay dudas? A continuación enumeraré algunos beneficios que las empresas  pueden encontrar al manejar su presencia en las redes sociales:

1.- Posicionamiento de marca ante clientes potenciales y cautivos.

2.- Incremento del tráfico de clientes potenciales y cautivos hacia la página web.

3.- Comunicación con los clientes y prospectos, ya que se puede monitorear la satisfacción de los mismos y a la vez crear servicios atendiendo a las opiniones de los usuarios.

4.-También permiten la creación de páginas en las que una empresa puede publicar información actualizada, noticias, videos, fotografías, dejando abierta la posibilidad de que los usuarios interesados las comenten.

 Por el contrario, las empresas que permanecen ajenas a las redes sociales no tienen acceso al feedback de su público objetivo, lo que las lleva a un estancamiento en las estrategias por falta de información y medición, además de la pérdida constante de datos que permitirían conocer lo que buscan los clientes. Se encuentre  o no una empresa en las redes sociales, su reputación se someterá tarde o temprano a veredicto, en cuyo caso sería mejor estar ahí para gestionar la reputación en los mejores términos posibles.

 “Ya no hay elección en cuanto si participamos en las redes sociales o no, la cuestión ahora es si lo estamos haciendo bien” Erick Qualman

*Qualman es reconocido por su presencia de alto perfil en empresas como: Yahoo, AT&T y Cadillac. Qualman es pionero en la adopción de los medios sociales desde sus inicios.

 

 Imagen

Organización de nuestro día a día

Para un Community Manager (freelance o no) la organización de nuestro día a favor de que el tiempo sea bien invertido y por lo tanto resulte productivo, es un gran reto, que bien logrado evitará que ocupemos la mayor parte de nuestro día ejecutando acciones urgentes y, peor aún, acabar con una gran lista de acciones que no deberían haberse pospuesto al atender otras.

Es una realidad que un CM se encuentra al tanto de lo que sucede en las redes sociales las 24 horas los 7 días de la semana, o al menos así tendría que ser, sin embargo, debemos tener tiempo para nuestras actividades personales, es por eso que es muy importante tener una rutina para administrar las redes sociales de nuestros clientes.

A continuación les mostraré una rutina que, a manera de ejemplo, recopilé de otros CM y que incluso también forma parte de mi propia rutina diaria:

LUNES

A primera hora del día

Contenido: Lo primero que debemos hacer por la mañana es redactar el contenido, ya que tendremos las ideas frescas y será más fácil plasmarlas en papel. Una buena opción es realizar una lista de temas a desarrollar para nuestras publicaciones, así haremos más sencillo el proceso de redacción.

Visión general de las redes sociales: Después de cumplir con el contenido, podemos programar las publicaciones para ese día, aunque lo ideal es contar con la información una semana antes, lo que significaría, en el mejor de los casos,  que ese día programarías la información del Lunes de la próxima semana, – hecha la aclaración, continuamos con el día – después de prepararte un café o la bebida de tu elección, es importante revisar las notificaciones de las redes; una forma de hacerlo es a través de Hootsuite, herramienta básica para los community managers, ya que podemos concentrar la administración de hasta 5 redes diferentes y consultar las notificaciones de una manera más práctica, además de publicar contenido y compartirlo.

En este punto debemos poner atención en cuántos tweets tenemos, cómo ha sido la interacción de fans, followers, contactos, cuántos hay nuevos y cuántos han dejado de seguirnos, qué contenidos han causado mayor interés, contestar los comentarios y darles seguimiento. En mi caso, tengo en mi ordenador 3 navegadores diferentes en los que tengo abiertas las sesiones de trabajo y las personales, es práctico y no te pierdes de ninguna notificación o actualización.

A medio día

Un pequeño break: Es recomendable hacer una pequeña pausa para el almuerzo, un descanso es bueno, de lo contrario puede resultar contraproducente tener la mente sobrecargada con tanta información y datos que administrar. Esto se puede llegar a reflejar en nuestras respuestas y trato a los seguidores, fans o contactos, y por lo tanto dañará la reputación de las empresas de nuestros clientes.

De regreso a las actividades: De nuevo, dar un vistazo rápido a nuevos comentarios y atenderlos,  es decir a la actividad general de las redes.

Aquí podemos destinar el tiempo para detectar temas del día o acontecimientos para sumar a los clientes en las etiquetas que se manejen, con el objetivo de que formen parte del universo digital como un protagonista más, no únicamente como una empresa que quiere vender.

Revisar las campañas o anuncios patrocinados, en caso de que existan, para determinar el alcance y si están resultando tal y como lo definimos al principio de la estrategia.

Es importante anotar todas las ideas para estrategias futuras, para después desarrollarlas y, algo fundamental: Leer y actualizarnos en temas como Marketing Digital, Social Media y Redes Sociales, ya que, como sabemos, este campo se encuentra en constante evolución.

Por la tarde

Dar seguimiento: Después de la merecida comida, continuamos con la recopilación y creación de contenidos para las próximas semanas, asimismo, en caso de que surjan nuevas campañas e información para publicar, diseñar la estrategia y gestionar todos los datos. También suelen presentarse reuniones periódicas con los clientes, en este caso es necesario no desconectarse del todo, llevar un dispositivo con internet, ya sea una tablet, un smartphone o un ordenador sería lo más recomendable.

Al anochecer

Terminando el día: Suele ser el momento para realizar un análisis de las métricas del día, lo cual se puede realizar  diario para llevar un control y registro con los datos más acertados y generar un documento más completo, depende de lo que el cliente demande o tú decidas, es decir, dar informes por día, semanales o mensuales, sin embargo, de este tema les compartiré más adelante algunos tips que aprendí en un curso de Social Media Metrics para realizar informes más detallados a los clientes.

Estas son sólo algunas actividades que un Community Manager puede realizar, claro que éstas dependen del cliente y sus demandas, además del mismo CM. Recuerden que el tiempo está en sus manos.

¿Tienes en mente otra actividad importante que un Community debe realizar? Me gustaría que lo compartieras en este blog.

¡Hasta la próxima semana!

 

 

Fuentes:

María Ripoll Cera

Comunicación Profesional para web 2.0

http://www.escrituraprofesional.com/blog/mi-dia-a-dia-como-community-manager/

 

Dolores Vela

Social Media Strategies

http://www.socialmediacm.com/community-manager-como-organizar-el-dia/

 

 

 

Imagen